Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

El asombroso caso de Luciano Pozo:

Imagen
Domingo 26 de junio, ellos vienen marchando - peleando por la tierra - son parte del Frente Nacional Campesino y se autodenominan “el otro campo”. Nosotros les abrimos las puertas de La Pachamama para que puedan descansar, pero también para conocer su lucha, para escuchar, para entender, para abrazar, para cobijarlos, en definitiva por solidaridad. Ese domingo conocí a Benjamín Sarabia, el venía desde La Florencia en la provincia de Formosa. Ni bien tuvimos la oportunidad nos sentamos a charlar, intentando una entrevista para la radio, pero me fui dando cuenta que necesitaba hablar, contar su historia, descargarse, largar toda la mierda que tuvo que vivir en estos años. Esa necesidad de hablar se entiende desde que uno piensa que se trata de alguien que sufrió castigos, injusticias, destierros pero su historia no aparece en ningún lado y su voz cargada de reclamos se ahoga en el aire caliente de su pequeño pueblo. Necesita que se lo escuche, que se lo entienda, y a pesar de los castig…

Decir en los medios de Río Tercero sobre el Código de Faltas

Imagen
Río Tercero cuenta, con no menos catorce estaciones de radio de frecuencia modulada. Como en el resto de la Argentina, este fenómeno comunicacional se inició en los noventa del siglo pasado. Ya, en esta época, se han estabilizado en la comunicación social riotercerense compartiendo y compitiendo entre si, y sobre todo con la gran potencia comunicacional radial cordobesa: cadena 3. ¿Quién escucha a las FM locales? La práctica de ecuchar estas radios locales es muy heterogénea y fragmentada – podría reemplazarse estos términos por: plural y diversa -, solo homogenizada cuando cunde la alarma por un escape tóxico desde las empresas quimicas: todos prenden la radio, quizás un locutor o una persona común llamando por teléfono, puede decir la veradad que sirva para salvarse. A modo ilustrativo enumero otras prácticas de escucha sin animo totalizador - que supera la intención de este escrito: es muy clásico ver, o mejor escuchar, en obras en construccion, cómo es acompañado el trabajo de lo…

Sobre putas y trabajadoras:

Imagen
Advertencia:La cultura en tanto se puede convertir en herramienta de control, de regulación de nuestras conductas, esa misma es la que seguramente provocará que muchas de las palabras y tramos de esta columna estén plagados de las denominadas “malas palabras” o “groserías”. Ese mismo concepto de cultura, en el que se incluye al idioma, es el que también me permito interpelar o discutir con la columna. Una forma de proponerlo podría ser atraves de la siguiente pregunta ¿Por qué “puta” es un insulto en tanto que “proxeneta” es solo un sustantivo? ¡¡¡Puta...!!! ¡¡¡Hijo de Puta...!!! ¡¡¡La puta que te parió...!!! ¡¡¡Negra Puta...!!!Para nuestras costumbres, en Argentina y casi toda latinoamérica, estas palabras bien pueden provocar que nos agarremos a trompadas con quien nos las dice. Nos representan un insulto, un agravio, palabras imperdonables, nos violentan... Porque las PUTAS son algo detestable... Porque ser PUTA es denigrante... Porque ser Putas nos signifi…