Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

“Romper los umbrales de la historia”:

Imagen
Esta columna iba a ser otra, pensaba contar otras cosas que quedarán para otras oportunidades. Pero cambió porque esta mañana, de pura casualidad, leí por primera vez a Pedro Shimose, un poeta boliviano de pluma rebelde y comprometida. Así es que, en ese descubrir a un escritor brillante dispuesto a ofrecer sus versos para la denunciar las injusticias, me encontré con “Manifestación” un hermoso poema, invito a que lo lean; Con la rabia en el ají,
salgo con mi cóndor bajo el brazo,
cruzo la calle con una piedra en la mano,
camino con un policía vigilándome el hambre,
busco el oído y el ojo de la noche,
pego carteles, corro por las plazas,
grito con una brasa en la lengua,
pinto las paredes: ¡Que viva “el Che"!
Me dan agua en manguera,
soy el fuego;
me dan relámpago en humo,
soy la tierra;
me abren una herida donde sea,
soy el pueblo;
me persiguen, me encarcelan, me torturan.
Canto mi libertad, muevo adoquines,
rompo maderas y cristales, canto,
voy a la huelga con mi miedo natural y un sorbo…

ZOMBILONA 015

Imagen
Después de unas merecidas vacaciones, la redacción de zombilona vuelve al ruedo con la edición número 15.
.
-Haga clik en la imagen y se agranda-

La florcita amarilla porfía en la Río Tercero expropiada

Imagen
Río Tercero como casi todas,  es una ciudad que fue. Atrapada hoy entre supermercados, millones de autos, cámaras de seguridad, plazas enrejadas, pobres guetizados, especulación inmobiliaria y pululante insalubridad, se parece a todas. Globalización neoliberal de las urbes posmodernas, le llaman a este fenómeno. ¿Qué fue de los potreros y campitos donde jugabamos? Hay una testigo que nos explica que la ciudad puede volver a ser de todos, ella, muy chiquita, innominada, tiene una prepotencia que nos salva y enseña. Lucha invencible en cada pedacito de tierra que queda sin colonizar, y aún porfiada, en los parques cajetillas. La florcita amarila. [Dedicamos este "jueguito comunicacional zombi", a Jazmin que se las queria comer y a su papá que mantiene la sencibilidad que hace posible imaginar una comunicación emancipadora.]
[si hace clic en el triángulo [play], sale un audio zombi del programa 28 --> LA FLORCITA AMARILLA]